-Ya viene-

Me acaba de suceder algo curiosamente hermoso y triste a la vez.

citofono

Resulta que iba caminando por alguna de esas calles Barcelonísticas que no les gusta ser diferentes, (las del ensanche, cuadras y más cuadras de monotonía arquitectónica..), intentando disfrutar las vistas que regala una ciudad que sigue siendo nueva, aunque pendiente de no pisar los charcos que agrupaban las pocas gotas casuales que caían y que mi humilde cobijo paraguístico lograba esquivar, al menos, de mi cabeza (para no quedar con un uncashual-hair-day..). Una metáfora paralela de lo que ocurre en Valpo, con tanta vista hermosa por ser disfrutaba y sin embargo uno debe andar concentradete con la mirada en el piso inmediato para no pisar los lulejens aleatorios que los quiltros locales depositan como si jugaran Mario Kart…

En fin, estaba a mitad de cuadra caminadorazo cuando de pronto empiezo a escuchar un llamado desesperado de una hija a su madre.

No había nadie en la cuadra. Ni siquiera habían autos en la calle. La lluvia se había hecho cómplice del Domingo de Pascua para mantener a la gente en sus casas. Sin embargo había un llanto desgarrador que clamaba por la presencia física de su madre.

Claramente amainé mi paso y busqué el origen del sonido. Necesitaba consolar del alguna forma a aquella voz. (Esto de ser tío-virtual  desarrolla partículas de cariño que son necesario compartirlas…)

Y ahí mi mente se dio cuenta, así todo de zopetón, que una madre había salido de una casa, (esperemos que por poco tiempo), y que la maravillosa psicomagia de una hija la buscaba en el citófono que daba a la calle. A una calle donde no había más vida que un individuo bajo un paraguas que intentaba razonar de cómo aportar a la situación.

“Tranquila, ya va a volver tu mamá”, le dije.

“…”

Momentos de duda… Había logrado hacer contacto, mas no con quien esperaba. Luego volvió a la carga con otro berrido similar a los anteriores. Estoy seguro que la madre sentía cada uno, pero no podría llegar todavía..

“Tu mamá va a llegar muy pronto, dibújale un dibujo mientras la esperas…”, fue lo mejor que se me ocurrió decirle, para que mantenga su mente ocupada en otra cosa mientras esperaba..

“…”

No me imagino quién o qué habrá pensado que era esta voz que intentaba consolarla. ¿Jebús? ¿Su conciencia? ¿Un Curro que justo deambulaba por el lluvioso exterior? Da igual. No lo sabré nunca. Una realidad interrumpió mi concentración y me vi hablándole a un citófono.

Volví a lo mío, a ver las pocas baldosas que alcanzan a haber en los dos metros que hay frente a mí, evitando pisar las que, acusadas por un reflejo del cielo, habían sido mojadas por la lluvia.

Anuncios

~ por flegolas en 12/04/2009.

8 comentarios to “-Ya viene-”

  1. jijijiiji, jebus, jijijiji, que lindo

  2. bah, de nuevo hice lo mismo, comentario este y anterior de faf..

  3. Jajaja, grande Griega!!!

    Que buena imagen se me vino a la mente con esta historia…

    Saludos!!

  4. Guena Cuurrito, me emocione,
    Mejor le hubieras dicho que vaya a ver Tele!

  5. boooooooooooooooo.. de hecho parece que lloraba porque la mamá se llevó el control remoto.. NSW…

  6. esto es casi como cuando suena un teléfono público y uno se mira con la gente de al lado para ver quién contesta… siempre alguien contesta

  7. Currito!! qué relato más mítico! me encantó, además debo decir que estás redactando BRBRBRBRRBBBBAAAAAAARBARAMENTE!! pa best seller la prosa!! lindo, xxx

  8. qué linda florci.. molto brigado.. son sólo ganas de decir..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: